la esclavitud a los vicios

Por los esclavos de los vicios

El plan perfecto de Dios es conducirnos a la verdadera libertad por medio de Jesucristo, quien derrotó a nuestros enemigos y quebró su poder, para que en Cristo tengamos una nueva vida, victoriosa y libre, sobre todo pecado, todo vicio y toda esclavitud. Los vicios e ídolos que se han extendido por España son una marea de perversión, de maldad, de engaño y de cautividad, que encierra a muchos, cientos y cientos, en sus mazmorras de muerte espiritual. Todo lo que toca esta marea queda contaminado.

Syndicate content