Desarrollo de la oración de intercesión en equipo (IV)

Continuamos presentando algunos puntos prácticos para ayudar al desarrollo de la oración de intercesión en equipo:

Si en el momento de empezar la oración de intercesión existe apatía, malestar general, embotamiento de las mentes, inquietud, zozobra o algún tipo de malestar anormal, es preferible empezar la oración sometiéndose a la protección del Señor y proclamando su poder y su victoria sobre el equipo y el lugar, para seguir más tarde con las otras partes de la oración. La oración de intercesión bien hecha no es del agrado de nuestros enemigos espirituales, que tratarán por todos los medios a su alcance de hacerla fracasar por cualquier medio a su alcance, desde el más simple al más sorprendente o espiritualmente sofisticado. Saber esto y practicar el mandato evangélico de 'vigilar y orar' es fundamental para evitar el fracaso.