Por los que legislan sobre el aborto

En relación con la oración de intercesión del mes pasado, octubre de 2008 (por los que legislan sobre el aborto), algunos intercesores nos han hecho llegar las siguientes palabras inspiradas que damos a conocer:

  • El Señor nos pide que miremos con misericordia a los políticos y al gobierno, y que esa misericordia nos lleve a interceder por ellos, porque mucho lo necesitan.
  • Al orar por las ocho personas elegidas por el Ejecutivo para estudiar la ampliación de la ley del aborto, se cree entender que los criterios de muerte que hay en ellos se van debilitando. Hay cierta confusión en sus mentes.
  • Cuando se ha orado por las personas que están dentro de la Comisión para la ampliación del aborto, una de esas personas siente en su corazón arrepentimiento, dolor por lo que va hacer. Esta persona se echa para atrás y no va a participar de esa Comisión.
  • Al orar por los legisladores del aborto, se cree entender que ha sido paralizada una ley que se estaba gestando en contra de los niños no nacidos. Hay que seguir orando por estos legisladores porque el Señor actúa poderosamente.
  • Cuando se ha adorado por las personas que, ofuscadas y engañadas, colaboran en la práctica de abortos, y al pedir perdón al Señor por ellas, se cree entender que algunas de estas personas han sido tocadas e iluminadas y van a rectificar sus conductas.
  • Cuando se ha orado por los medios de comunicación que están a favor del aborto, se siente que en una emisora de radio que promovía un programa a favor del aborto, el Señor ha permitido que a través de otra persona, el presentador que hacía este programa se dé cuenta de la verdad. El Señor ha arrojado luz sobre este presentador, y va a negarse y ya no va a hacer más ese programa.
  • Al orar por los profesores que difunden enseñanzas a favor del aborto, se siente que el Señor ha protegido a un grupo de jóvenes de un profesor que les estaba llevando enseñanzas confusas.
  • El Señor nos pide que no nos olvidemos de esta realidad cruda que nos rodea cada día, que sigamos clamándole al Padre misericordia porque grande es la ira que tiene contra el mundo por el pecado de aborto.
  • Viene una imagen de montañas enormes formadas por niños abortados. Son las montañas más grandes que nos podamos imaginar. Estos niños llevan en una mano una flor blanca, la flor de la inocencia que llevan ante el Señor, y en la otra mano llevan una espada, la espada que cae al mundo por cada aborto, por cada crimen.
  • Una clínica va a tener problemas. Esa clínica saca muchísimo dinero con el aborto, pero va a empezar a tener problemas de todo tipo y será cerrada.
  • Un médico que iba a empezar un aborto ha sido tocado por el Señor y ha abandonado el quirófano.
  • Se ha visto a unos ángeles que quitaban a un médico la venda que llevaba puesta y esa persona se horrorizaba de los abortos que realizaba.
  • Al orar por los centros clandestinos donde se practican abortos, se siente que el Señor ha enviado a sus ángeles a uno de esos centros que estaba oculto y este centro va a quedar clausurado.
  • Al orar por los centros de acogida de madres que no quieren abortar, se siente que uno de esos centros iba a tener que cerrar por falta de medios económicos. Este centro va a recibir la donación de una persona desconocida y va a continuar abierto.
  • El Señor ha pasado con infinita ternura sobre madres que iban a abortar. Algunas de ellas no lo van a hacer.
  • El Señor ha salido al encuentro de una madre que había abortado. Ha pasado su mano por todas sus heridas y la ha sanado. El Señor va a utilizar a esa madre para que dé testimonio en asociaciones, en medio de otras madres.
  • Al orar por los grupos y ONGs Pro-Vida: Necesitan la fuerza y el poder de mi Espíritu; por eso es preciso que intercedáis por ellos.
  • Gran responsabilidad he puesto en vuestras manos, mis queridos adoradores e intercesores. Más vale un tiempo de adoración que todas las obras que se puedan hacer en favor de la vida. Estas obras, sin la adoración y la intercesión, no tendrían ningún poder. A vosotros os llamo para estar a mis pies e interceder.
Lee el boletín de intercesión: 
Por los que legislan sobre el aborto