Para que los creyentes seamos auténticos testigos

En relación con la oración de intercesión del mes pasado, enero de 2009 (para que los creyentes seamos auténticos testigos), algunos intercesores nos han hecho llegar las siguientes palabras inspiradas que damos a conocer:

¨ Permaneced unidos a mí y yo os fortaleceré, os llenaré de mi Espíritu y pondré en vuestros labios las palabras que quiero que pronunciéis. Pero vivid en comunión íntima conmigo. No podéis ser testigos si no vivís en mí, si no os llenáis de mí.

¨ Orad insistentemente para que mi Espíritu cambie vuestro corazón de piedra por uno de carne. Orad para que mi Espíritu os dé la valentía de proclamar mi Nombre. El mundo necesita muchos y auténticos testigos que den verdadero testimonio de mí.

¨ El mundo necesita mucho el testimonio de mis discípulos. Sólo estando a mis pies, mi Espíritu os capacitará para llevar el aire fresco de mi Amor a toda la humanidad.

¨ Mi fuerza la obtendréis estando a mis pies. Quiero que mis discípulos tengan una profunda comunión conmigo; que sean hombres de adoración. En este lugar yo les infundiré mi Espíritu y los enviaré para proclamar mi Palabra. La Verdad, la Luz y el Amor los obtendrán estando a mis pues.

¨ ¡Ánimo, hijos! Yo os necesito para que llevéis mi Amor, mi Paz, mi Poder a este mundo que tanto lo necesita. Tomad conciencia de que sois mis instrumentos. Llenaos de mi Palabra, llenaos de mi Presencia.

¨ No tengáis miedo de proclamar mi Nombre. Hoy, más que nunca, el mundo necesita de mí. Yo os necesito a vosotros para que me proclaméis.

Lee el boletín de intercesión: 
Para que los creyentes seamos auténticos testigos