La educación en España

Jesús dijo: "Vosotros me llamáis el Maestro y el Señor, y decís bien, porque lo soy" (Jn 13,13)

Fundamento de la Palabra de Dios.

De una manera progresiva, casi sin hacer ruido, pero con efectos tremendamente negativos para España, la sociedad española, en su mayoría, está prescindiendo de Dios en todos sus ámbitos políticos, económicos y sociales. El mundo de la educación, del que forman parte todo tipo de centros de enseñanza, sobre todo de carácter público, no es una excepción. No es que se esté acabando sólo con la enseñanza sobre Dios y su Palabra, sino que se quiere eliminar todo lo que pueda oler a cristiano, para crear una sociedad sin Dios.

Para conseguir esta meta, hay que cambiar las mentes de los ciudadanos y educarlas al margen de los valores cristianos, algo que se está consiguiendo de una manera formidable a través de la televisión, y que si además recibe la colaboración de los centros de enseñanza estará bastante cerca de lograr su propósito. ¿Qué mejor modo de hacerlo que interviniendo ferozmente en las escuelas y centros educativos, así como en los libros y material de aprendizaje, para eliminar de ellos cualquier raíz cristiana? De forma más o menos camuflada esto viene sucediendo en España desde hace algunos años, pero al decirlo tan abierta y claramente, ha salido a la luz, sin esconder nada, lo que pretende el gobierno de la nación, o al menos, parte del mismo: No queremos que la Religión influya en el futuro de nuestros niños´, ha dicho un relevante miembro del Gobierno. Creemos que yendo un poco más allá de la interpretación literal de esta frase, lo que realmente se quiere, es que Dios, no influya en el futuro de los niños, y por tanto de España.

Con todo nuestro respeto al gobierno de España y a las decisiones que pueda adoptar, afirmamos la autoridad suprema de Dios, de quien procede todo juicio justo y recto,

Fundamento de la Palabra de Dios: 
  • Frente a tantos maestros como se levantan en nuestros días sólo hay uno que es perfecto e infalible, Jesucristo, el que pudo decir con verdad: "Vosotros me llamáis el Maestro y el Señor, y decís bien, porque lo soy" (Jn 13,13), Consecuentemente cualquier enseñanza y proyecto educativo que prescinda del Maestro se aleja de la Verdad y en esa misma medida.
  • Frente al relativismo que impregna las corrientes de pensamiento dominantes en nuestros días, el Maestro nos ha enseñado que sólo él es el Camino, la Verdad y la Vida: "Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida" (Jn 14,5).
  • Frente a las palabras pasajeras de los maestros humanos, las enseñanzas de la Palabra de Dios son eternas: "La hierba se seca, la flor se marchita mas la palabra de nuestro Dios permanece por siempre" (Is 40,8).
  • Frente a los anuncios constantes de tantos vendedores de libertad, sólo la Verdad enseñada por Jesucristo trae verdadera libertad: "Conoceréis la Verdad y la verdad os hará libres" (Jn 8,32).
  • Ser instruido en la ley de Dios trae felicidad para el hombre: "Feliz el hombre a quien educas, Señor, aquel a quien instruyes en tu ley" (Sal 94,12).
  • Pero a pesar de todo lo dicho, somos advertidos de lo que sucederá: "Vendrá un tiempo en que los hombres no soportarán la doctrina sana, sino que, arrastrados por su propias pasiones, se harán con un montón de maestros por el prurito de oír novedades; apartarán sus oídos de la verdad y se volverán a las fábulas" (2 Tim 4,3-4).
Oración particular para este mes: 

Nos dirigimos al Padre por medio de Jesucristo, nuestro sumo Sacerdote, para que su luz y su Verdad vengan sobre los responsables políticos, los educadores y centros educativos en nuestra nación:

Te damos gracias, Padre, porque en las cosas importantes de la vida, las que tienen consecuencias para la eternidad, has salido al paso de nuestra ignorancia y te has revelado a todos los hombres como el único Maestro. Agradecemos el don de tu Palabra que, iluminada por tu Espíritu, nos enseña todo cuanto necesitamos mientras caminamos por la tierra hasta llegar a nuestra verdadera patria.

Nos unimos a todos los intercesores para pedir que tu nombre sea exaltado en los centros de enseñanza de nuestra nación. Derriba, Señor, el muro del laicismo que se está levantando en nuestro país, por el honor de tu nombre. Derriba los muros del relativismo y del engaño que están causando tanto daño en la generación presente y en las futuras.

Te presentamos a todos los maestros y educadores de nuestra nación para que aprendan de ti y sean guiados por tu espíritu por los caminos de la conversión. Pon al frente de nuestra nación educadores según tu palabra, que te busquen y difundan tu verdad a través de su trabajo. Levanta educadores santos en nuestro país, para que tu santidad se extienda a toda España, y no se haga de España un país incrédulo, sino creyente, según tu Espíritu.

Toca con tu poder los planes nacionales, regionales y provinciales de educación; desbarata los planes del enemigo en ellos. Y proclamamos desde la fe sobre España lo que "está escrito en los profetas: Serán todos enseñados por Dios. Todo el que escucha al Padre y aprende, viene a mí" (Jn 6, 45).

JORNADA DE ORACIÓN Y AYUNO : 
Día 18 de Marzo.
Palabra inspirada: