Para que los hombres acojan la Palabra de la salvación

En relación con la oración de intercesión del mes pasado (para que los hombres acojan la palabra de la salvación), algunos intercesores nos han hecho llegar las siguientes palabras inspiradas que damos a conocer:

  • Sólo mi Palabra, ungida por mi Espíritu, podrá penetrar y podrá romper los corazones más duros. Llenaos de mi Palabra y sed dóciles a mi Espíritu.
  • No es vuestra fuerza ni vuestro poder. Es la fuerza de mi Espíritu. Vivid en Él.
  • Dadles solamente mi Palabra. No la mezcléis con criterios de mundo.
  • Mi Palabra es poderosa, pero vosotros tenéis poca fe en ella. Creéis más en vuestras fuerzas y seguridades.
  • Si vosotros no estáis llenos, no podréis transmitir mi Palabra. Llenaos de ella, llenaos de mi presencia.

 

Lee el boletín de intercesión: 
Para que los hombres acojan la Palabra de la salvación