Para que el Espíritu Santo avive la fe en los corazones

En relación con la oración de intercesión del mes pasado (para que el Espíritu Santo avive la fe en los corazones), algunos intercesores nos han hecho llegar las siguientes palabras inspiradas que damos a conocer:

  • Cuando intercedéis por todos los hombres, mi amor toca muchos corazones, mi amor los ablanda.
  • Siempre que oráis por esto, corazones cerrados quedan abiertos. Es fuerte y poderosa la intercesión. Avivad vuestra fe.
  • Mis adoradores e intercesores: interceded con entrañas de misericordia. Transmitid el amor de mi Espíritu a todos los hombres, sin distinción alguna. Mi Espíritu abrirá corazones, romperá durezas y cadenas que para los hombres son imposibles de romper.
  • Si vosotros, los intercesores, vivís en el Espíritu, mi Espíritu se derramará sobre todos aquellos por los que intercedáis; pero si vivís según la carne, sólo les daréis carne.
  • Mis adoradores e intercesores: vivid una vida íntima con mi Espíritu. Limpiad vuestro corazón de todo el polvo del mundo.