Por los que sufren depresión

En relación con la oración de intercesión del mes pasado (por los que sufren de depresión), algunos intercesores nos han hecho llegar las siguientes palabras inspiradas que damos a conocer:

  • ¿Les habéis hablado de mí? Acercadles a mi corazón, habladles de mí. Yo soy el único que los puede sanar, yo soy su refugio y su fortaleza; acercadles a mí.
  • El enemigo se complace en atacar y poseer las mentes de los hombres, pero a vosotros os he encomendado la misión de destruir su poder. Os he dado poder para expulsar toda clase de demonios. Cuando intercedéis con fe verdadera, mi poder se desata y destruye muchas fortalezas del Maligno.
  • Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida, ¿por qué buscáis otro camino?, ¿por qué mi Iglesia no anuncia mi salvación íntegra? Yo he venido a salvar el espíritu, el alma y el cuerpo. No busquéis otros caminos, otras verdades, otra vida, pues yo os la doy en abundancia.
  • Se cree entender que el poder sanador de Jesucristo ha entrado en un psiquiátrico y ha tocado a un joven, que va a ser sanado. Este joven le va a dar mucha gloria a Dios. Cuando, después, se ha orado por este joven, pediendo la bendición del Señor para él y para su descendencia, venían unas palabras: Le bendeciré a él y a su descendencia. Esto os lo muestro para fortalecer vuestra fe y para que comprendáis la importancia de la intercesión.

 

Lee el boletín de intercesión: 
Por los que sufren depresión